Terapia Gravitacional

¿Qué es la terapia gravitacional?

La Terapia gravitacional es un tratamiento de carácter no invasivo, que se realiza con el equipo de Hipergravedad denominado "HiperG".

PADEZCO DE TRASTORNOS DE LA MICROCIRCULACIÓN, ESCLERODERMIA Y/O FENÓMENO DE RAYNAUD, ¿CÓMO LA TERAPIA GRAVITACIONAL PUEDE BENEFICIARME?

Tanto la Esclerodermia como el fenómeno de Raynaud son trastornos de la microcirculación, donde los vasos más pequeños llamados capilares sufren por un engrosamiento de sus paredes. Esto dificulta el pasaje de la sangre y del oxígeno a los tejidos, disminuyendo su nutrición. Los tejidos sufren, se hinchan-edematizan, se ponen cianóticos, esto lleva a la anoxia e isquemia del tejido, lo que provoca rigidez y dolores, retracción de la piel (esclerosis), estiramiento de la piel de la cara, cambios de la estructura dérmica, provocando en algunos casos cicatrices retráctiles, úlceras y amputaciones por falta de irrigación en dedos, manos y pies.
Es decir, la esclerodermia es el resultado de la producción exagerada de colágeno, lo que produce que la piel se retraiga, con las consecuentes dificultades por falta de una buena circulación en los capilares.
La terapia gravitacional mejora la circulación de estos capilares por una acción mecánica. El equipo de Hipergravedad alcanza una fuerza gravitacional tal que actúa como estímulo sobre los capilares debido a la acción sobre la parte sólida de la sangre (glóbulos rojos, blancos, plaquetas, plasma) y todo otro elemento que circula en ella.
Estímulo que, según los estudios realizados, obligarían al epitelio a producir y eliminar oxido nítrico y prostaciclina -sustancias estas de gran acción vasodilatadora sobre los vasos capilares (capilares coronarios, cerebrales, de las manos, de los pies y otros)- facilitando la circulación, restituyendo el oxígeno y por lo tanto la vitalidad a los tejidos en general.
El gran beneficio de la Terapia Gravitacional en grado comparativo con el uso de las drogas, que no alcanzan a igualar los resultados benéficos de la fuerza gravitacional y que producen efectos limitados, es que la fuerza gravitacional por ser una acción fìsica produce un efecto estable en el tiempo.
La Fuerza Gravitacional actualmente es la única terapéutica que demostró tener una acción eficaz y sostenida en el tiempo.

¿Cuál es el esquema de tratamiento?

Generalmente, realizamos al inicio del tratamiento 10 sesiones con una frecuencia de una vez por semana. Luego 2 o 3 sesiones cada quince días, continuando a modo de mantenimiento con una vez al mes y finalizando con una vez cada seis meses durante dos años.

Una vez comenzado el tratamiento, ¿cuánto tiempo transcurre hasta que vea los resultados?

Los beneficios comienzan a percibirse entre la sexta y octava sesión.
Del total de pacientes acreditados y tratados, la mejoría obtenida se resume en un 85% en las primeras sesiones. Mejoría que perdura en el tiempo sin ser necesaria la administración de fármacos específicos.

¿Este tratamiento tiene efectos colaterales adversos?

No tiene efectos colaterales adversos.

¿Existe alguna contraindicación para este tratamiento?

Este tratamiento no presenta contraindicaciones. Todo lo contrario, vemos a las personas cardíacas que recuperan y normalizan su presión arterial, mejoran los que sufren de Alzheimer, también mejoran los que sufren trastornos circulatorios de sus miembros inferiores (claudicación, úlceras varicosas y linfoedema de los brazos y de las piernas).

¿Cuál es el procedimiento?

El paciente, sin requerir ninguna preparación especial, cómodamente acostado en el equipo, asegurado, tapado, con ojos cubiertos y sin calzado es sometido a una presión gravitacional superior a la normal o corriente.